Il nostro sito utilizza i cookie. Per continuare la navigazione devi accettare il loro utilizzo.
Accetto
Info
Partner Gruppo Markonet
Non ingoiate il rospo
Cerca |

DA LEGGERE...
'Difendetevi! Manuale di sopravvivenza del consumatore' di Carlo Rienzi - Edizioni Cairo
'DISSANGUATI? La guida pratica per la tutela del consumatore' a cura del Codacons - ED. DE AGOSTINI
SPORT - Rassegna Stampa
mercoledì, 15 luglio 2015
La Vanguardia

mercoledì, 15 luglio 2015

Comienza juicio contra hinchas holandeses que dañaron histórica fuente romana






Roma, 14 jul (EFE).- El juicio contra seis hinchas del Feyenoord holandés por provocar disturbios y dañar la fuente de la Barcaccia de Bernini, en la Plaza de España de Roma, el 19 de febrero, comenzó hoy y los acusados comparecerán el próximo 12 de enero.

Durante esta jornada tuvo lugar la primera audiencia en el tribunal de Roma, donde la asociación en defensa del ambiente CODACONS ejerció como acusación particular, en representación de los ciudadanos romanos.

Los hinchas del equipo holandés, que volvieron a su país tras los disturbios, estarán llamados a comparecer el próximo 12 de enero acusados de desobediencia y lesiones a los agentes.

Será el próximo 12 de enero cuando se escuchen también los testimonios de once agentes del orden, policías y carabineros, que estuvieron involucrados en los altercados.

El pasado 19 de febrero, seguidores del Feyenoord, que jugaba contra Roma un partido de la Liga Europa, se enfrentaron a la policía en la céntrica Plaza de España de la capital italiana, donde causaron daños "irreversibles" a la fuente de la Barcaccia, de Bernini.

Los sucesos, ocurridos a primera hora de la tarde en la histórica plaza romana, incluyeron lanzamiento de bengalas por parte de los aficionados del Feyenoord contra las fuerzas del orden.

Los agentes de policía, con equipamiento antidisturbios, respondieron con el lanzamiento de gases lacrimógenos y lograron despejar la plaza, que quedó posteriormente llena de restos de plástico, basura y botellas de cristal.

La fuente, que fue restaurada hace pocos meses, mostraba algunos daños y quedó llena de botellas, plásticos y otros objetos que habían sido lanzados por los aficionados holandeses.

En ese momento, el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, aseveró que el Gobierno castigaría "con severidad y dureza" a los aficionados holandeses que, "hasta arriba de cerveza", dirigieron este "insulto a la civilización".

También reaccionó el alcalde de Roma, Ignazio Marino, quien propuso retirar el pasaporte a los seguidores holandeses involucrados en los altercados porque, aseguró, "gente como ellos no es bienvenida en Roma", y pidió que sea Holanda la que asuma los daños económicos ocasionados.



Sezioni: Rassegna Stampa, Rassegna Stampa Estera
Aree: SPORT
Parole chiave: Feyenoord
Testate: La Vanguardia