Il nostro sito utilizza i cookie. Per continuare la navigazione devi accettare il loro utilizzo.
Accetto
Info
Partner Gruppo Markonet
Non ingoiate il rospo
Cerca |

DA LEGGERE...
'Difendetevi! Manuale di sopravvivenza del consumatore' di Carlo Rienzi - Edizioni Cairo
'DISSANGUATI? La guida pratica per la tutela del consumatore' a cura del Codacons - ED. DE AGOSTINI
AUTO MOTO - Rassegna Stampa
venerdì, 16 ottobre 2015
El Pais

venerdì, 16 ottobre 2015

La policía de delitos económicos investiga al grupo en Italia




El escándalo Volkswagen también ha sacudido Italia, donde se han vendido más de 648.000 vehículos con motores manipulados, una cifra similar a la de los coches afectados en España. Para depurar responsabilidades y esclarecer si los directivos del grupo en Italia conocían el fraude de las emisiones, medio centenar de agentes de la policía de delitos económicos italiana, la Guardia di Finanza, registró ayer las oficinas de Volkswagen en Verona, al norte del país. Además de recabar información de los despachos de servicios financieros y ventas y buscar documentos sobre la manipulación de los motores, hay seis directivos en el centro de la investigación, entre los que están los dos grandes responsables del grupo en Italia: el consejero delegado de Volkswagen Italia, Massimo Nordio y el presidente del Consejo de Administración de Volkswagen Italia y recién nombrado presidente de Seat, Luca De Meo. Nordio aseguró en el Senado este mismo miércoles que la empresa alemana mantendría las inversiones en el país, pero solo pasaron 24 horas hasta que comenzaron las indagaciones. Por su parte, De Meo fue nombrado director de Seat el pasado 25 de septiembre, cargo que se hará efectivo el 1 de noviembre. Ambos responsables son investigados para esclarecer si conocían la manipulación de los motores. El registro de la sede fue ordenado por la fiscalía de Verona, que inició la investigación a Volkswagen por fraude comercial y estafa después de que la coordinadora de asociaciones de defensa del medio ambiente, Codacons, presentara una denuncia colectiva respaldada por más de 12.000 conductores. "Hace unos días pedimos que se mirara incluso bajo las alfombras de las oficinas de Volkswagen en Italia y en las viviendas de directivos y empleados para conseguir documentación sobre el fraude de las emisiones, tal y como han hecho en Alemania", señalaron fuentes de la asociación denunciante. Dentro del mismo caso, la Guardia di Finanza también ha registrado las oficinas de Lamborghini en Bolonia, fabricante de coches de lujo que también forma parte del Grupo Volkswagen. Ambas compañías enviaron un comunicado en el que afirmaban que han colaborado en la investigación "con la máxima transparencia y apertura".
maría salas roma



Sezioni: Rassegna Stampa, Rassegna Stampa Estera
Aree: AUTO MOTO
Parole chiave: Volkswagen
Testate: El Pais